Este vino es tan singular como las uvas de las que procede:

La uva Bruñal, indiscutiblemente la variedad emblemática de Arribes del Duero y de nuestro viñedo, de vigor medio-alto, bajo rendimiento y escasa producción, es única en el mundo. Destaca por el aporte de tanino debido a su característica lignificación del raspón y las pepitas, concentración polifenólica e intensidad aromática afrutada.

Por otro lado, la evolución de la uva Mencía por la longevidad de nuestros viñedos, la plantación en pie franco y las características del terreno, la dotan de unas cualidades organolépticas únicas y diferentes a las del resto de zonas del mundo en las que existen viñedos con Mencía.

Cosecha 2015

El corte que constituye a este vino corresponde a las variedades: Bruñal, Mencía, Juan García y Tempranillo, con predominio de las dos primeras.

Elaborado con uvas cuidadosamente seleccionadas provenientes de nuestros viñedos centenarios de plantación en pie franco prefiloxéricos. Su comportamiento agronómico, junto con el enológico, favorece su larga crianza en madera de roble francés y en botella.

Ubicación del viñedo. A 800 metros de altitud en Villalcampo (Parque Natural Arribes del Duero), provincia de Zamora, España.

Clima. Zona privilegiada que posee un microclima particular de tipo mediterráneo, con inviernos suaves y cortos con escasez de heladas y veranos largos y cálidos. Esta amplitud térmica favorece el desarrollo de las uvas, alcanzando una gran concentración de aromas y un óptimo estado de maduración.

Suelo. Franco pizarroso de composición cuarzítica. El granito laminar del terreno junto con sus inclinadas laderas, retienen y regulan muy bien la humedad, lo que favorece la evacuación de excedentes hídricos de las lluviosas primaveras.

Sistemas de conducción. La conducción es en vaso con labranza tradicional. La vid no cuenta con ningún tipo de sujeción ni apoyo para conducir la vegetación. De bajo rendimiento por planta, que asociado a la pureza varietal, permite alcanzar uvas de alta calidad.

Cosecha. Se desarrolla de forma manual, por el desnivel de las viñas y para la selección de los mejores racimos, con el fin de contar para su elaboración con las uvas de mayor calidad. El momento de realizar la cosecha depende de la madurez alcanzada por las uvas, proceso que es seguido con gran cuidado a fin de lograr el punto óptimo, donde se consigue una máxima expresión aromática.

Elaboración. Se realiza a través del método clásico, con moderada maceración, en tanques de acero inoxidable con estricto control de la temperatura, no superándose los 28º C. Concluida la fermentación el vino es sometido a procesos de trasiegos, clarificación, filtración y estabilización final por frío.

Añejamiento. En barricas de roble Francés y Americano, de 125 a 300 litros de capacidad, permitiéndole adquirir una notable complejidad de sabores y aromas.

Notas de degustación. Vino con cuerpo de color rojo brillante con destellos granates. En nariz revela un marcado carácter varietal con intensidad aromática afrutada. En boca se presenta estructurado, con una notable riqueza en azúcares, acidez y dulzura equilibrada que le confieren amplitud y un largo final. Se aconseja consumir a una temperatura de 18 a 20º C.

Para mantener sus atributos intactos, durante la guarda, la botella debe permanecer en posición horizontal, de manera que el vino se encuentre en contacto con el corcho, alejado del calor y la luz.

Presentación: Botellas de 750ml.

Alcohol: 14,5% vol.

Denominación de Origen: Arribes del Duero